Perdón reciproco

Juan Alberto Sanchez Garcia

La vorágine que arrastra la Venezuela de hoy está poniendo a prueba las capacidades de todos quienes bajo este cielo Americano vivimos. Sobran ya los sesudos análisis de las causas que nos condujeron a esta situación, pero sí se vislumbran las consecuencias que estamos empezando a vivir y no nos las están contando, somos actores y espectadores de primera fila.

La repercusión internacional de nuestra situación atrajo al Papa Francisco que sin titubeos y como él sabe hacerlo, con su recia personalidad y convencimiento lanzó este miércoles desde la plaza de San Pedro en Roma un llamado a los responsables políticos y al pueblo venezolano para que hagamos el esfuerzo de resolver esta confrontación y por eso nos dejó esta conseja: “yo espero vivamente que cesen lo antes posible las violencias y las hostilidades y que todo el pueblo venezolano comenzando por los responsables políticos e institucionales, se movilicen para favorecer la reconciliación nacional”

Hay quienes creen aun, que no estamos cerca de una confrontación de mayores proporciones donde todos perderemos y ya vemos lo que está sucediendo, por eso el papa Francisco enseña con su humildad y sinceridad que lo caracteriza que un acuerdo de paz y tranquilidad nacional es la solución.

Dada la actual coyuntura, pareciera muy difícil lograr mínimos acuerdos de tranquilidad y gobernabilidad, pues cada una de las partes se considera tener plena razón y eso lamentablemente no nos conduce a buenos destinos.

Mandela insigne hombre del mundo dejó enseñanzas y aprendizajes de singular importancia y su verbo diario estuvo basado en la reconciliación al decir “el perdón no cambia el pasado, pero si el futuro de una nación”.

Hacer los mayores esfuerzos sinceros por la paz, la reconciliación y el convivir de todos los venezolanos, es una tarea impostergable de todos y cada uno de nosotros, reconociéndonos y perdonándonos por igual, solo así será posible encontrar nuevamente el camino de la felicidad que ha acompañado por siempre al pueblo venezolano; quien crea que alimentando el rencor y la venganza se llegará al feliz camino de la paz, está muy equivocado.

El verbo encendido por más que se tenga la razón no es la solución y eso es lo que en estos tiempos estamos viendo, la fuerza tampoco nos conduce a lograr la paz, solo el entendimiento, la reconciliación y el perdón reciproco, nos puede conducir al encausamientos de tanta diatriba y el pueblo venezolano a obtener la victoria con la paz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s