CELAC nueva esperanza


Juan Alberto Sánchez García

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños – CELAC – nace en pleno siglo XXI como mecanismo de integración de las 33 Naciones que la conforman.

América Latina y el Caribe –ALC- han estado siempre sometidos al yugo de Los Estados Unidos, y es sobre esa periferia que ha girado el quehacer permanente de sus pueblos.

Es indudable la inmensa potencialidad estratégica que para el mundo representa ALC, con sus recursos naturales y humanos: 600 millones de habitantes, 1/3 del agua dulce del mundo correspondiente al 23%, la mayor biodiversidad del planeta, 123 millones de hectáreas disponibles para agricultura (producción de alimentos), las mayores reservas de petróleo del mundo, energía eólica, hidráulica, especies biológicas, son entre muchas otras, las bondades de este territorio.

Sin embargo y contradictoriamente, la región presenta un cuadro social y económico que contrasta con los indicadores antes mencionados, por su modelo de desarrollo dependiente, al exportar materias primas sin valor agregado e importar los productos terminados; de allí pues, que ALC, tenga una alta desigualdad social, con economías asimétricas, bajo índice de crecimiento económico, altos niveles de pobreza, y mucha exclusión social.

La CELAC nace como un esperanzador instrumento integrador del regionalismo Latinoamericano y Caribeño de sus 33 naciones, con ventajas comparativas y competitivas por su alto potencial como comunidad regional, actuando como un conglomerado política de bloque de naciones, cuyas características históricas de tener mas de dos siglos de independencia, les inculca el sentido de la definición de una patria grande.

ALC, al decir de muchos estudiosos ha tenido y tiene suficientes instrumentos de organización, pero pareciera que aún no encuentra el camino expedito para consolidarse como Simón Bolívar y otros libertadores Latinoamericanos y Caribeños la soñaron, conformada en una entidad superior a la de los Estado Nación.

El 5 de noviembre de 2005 en reunión cumbre celebrado en Mar del Plata Argentina, fue el momento histórico trascendental para ALC, allí fue derrotada la propuesta de los Estados Unidos, de convertir a esta basta, rica y estratégica región, en el Área de Libre Comercio para las Américas, ALCA, en otras palabras, la doctrina Monroe “América para los americanos” salió con las tablas en la cabeza; cuatro países se opusieron férreamente a las pretensiones de Los EEUU: Brasil con Lula Da Silva, Argentina con Néstor Kirchner, Uruguay con Tabaré Vásquez y Venezuela con Hugo Chávez.

De allí en adelante comienzan los movimientos políticos en ALC y nace La CELAC en Carcas en diciembre de 2011, sin la presencia de Canadá y Estados Unidos, con un vigoroso sentido de unidad, como un gran muro de contención a los países desarrollados, que en forma ex profesa, les interesa contar con estas naciones desunidas y dispersas.

El pasado 28 y 29 de enero de 2015 en Belén, Costa Rica se celebró la III Cumbre de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno de La CELAC, con una declaración de 94 compromisos y objetivos claros, que engloban lo político, social y económico de sus 33 naciones integrantes.

Siempre hay quienes son alcanzados por el pesimismo y el desinterés frente a estas iniciativas de organización de los pueblos, mientras que para otros, es el camino correcto a la integración y acción en conjunto como bloque para generar bienestar y prosperidad, por eso apuestan a La CELAC como nueva esperanza.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s