El día 17D

Juan Alberto Sánchez García

Cuando en Venezuela se conmemoraba este 17 de diciembre de 2014, el 184 aniversario de la muerte del padre de la patria, Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Ponte Palacios y Blanco, en diferentes actos públicos, donde por cierto la ausencia de las autoridades como gobernadores y alcaldes fue notoria, pues enviaron a sus “representantes” se rompía el celofán en todo los tipos de medios de comunicación que hoy existen en el mundo, con la noticia de la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos.

Inusitado acontecimiento que traerá mucha tela que cortar a partir de venidero año 2015, pues cambia diametralmente la geopolítica Latinoamericana y el resto del mundo, ya empezará el forcejeo de La Comunidad Europea, China y los demás dragones del mundo, por llevar sus inversiones a un pequeño país que con dignidad y decoro durante 53 años, se le ha plantado a la primera potencia del mundo, a solo 90 millas de distancia.

Y vuelve a verse inmediatamente la polarización que ronda frente a este acontecimiento, en Miami reseñaron los medios internacionales el alboroto que armó un pequeño grupo de cubanos, que aún no salen del asombro y se resisten a creer que esto sea cierto, no menos sucede en Venezuela donde muchos creyeron que se había adelantado el día de los inocentes, pero ya es un hecho consumado y ahora vienen los reacomodos políticos y las estrategias diplomáticas, no solo de estos dos nuevos “amigos” y vecinos, sino del resto del entorno latinoamericano.

Cuba y Estados Unidos hicieron una jugada magistral de ajedrez político que jamás se imaginaron ni siquiera los más allegados a Cuba como es el caso de Venezuela, y es indudable que en esa agenda de negociaciones tuvo que aparecer Venezuela, pero es seguro también que para Estados Unidos ese fue un punto de honor en la negociación.

Mientras en Miami y hasta en Venezuela se levantaban voces agoreras y enemigas de Cuba, en La Habana y el resto de pueblos y ciudades de La Isla “festejaron” la decisión, curiosamente ambos países jugaron a hacerle creer al mundo que tal histórica decisión estuvo meramente enmarcada en la liberación de presos políticos cubanos en cárceles de Estados Unidos y un norteamericano preso en cárcel cubana; por ahí quisieron enrumbar la opinión internacional; esa fue solo la curva del iceberg de lo que viene de ahora en adelante con la presencia formal de Cuba en los escenarios internacionales, de los cuales fue vetada por más de 50 años por el gendarme de Norteamérica.

Las dos intervenciones desde cada uno de sus respectivos países de Raúl Castro y Barack Obama, dejaron al descubierto como una lección al mundo político, de las equivocaciones que siempre privaron entre ambos países durante 53 años de diaria y permanente diatriba, no solo verbal sino en el terreno de los acontecimientos, con las consecuencias y resultados ya conocidos.

Para quienes desde siempre han subestimado las capacidades y potencialidades de ese pequeño país antillano llamado Cuba, le vienen nuevas sorpresas, pues este año 2014 Cuba aprobó una nueva y novedosa ley de inversiones extranjeras, donde sin hipotecar su país, sus convicciones políticas y su futuro, abre al mundo las posibilidades de inversiones, con todas las garantías jurídicas no solo internas del país, sino acogiéndose a las leyes internacionales.

Cuba se está jugando nuevamente otra carta diplomática de altura y dada las características de ese país que en 55 años de Revolución ha logrados significativos avances en salud y educación, reconocidos por los organismos internacionales, es posible que en los próximos decenios se vea a una Cuba convertida en América Latina, en una especie de país asiático como Singapur, produciendo para el mundo y vendiendo servicios entre otros el turismo; la base militar Norteamericana de Guantánamo convertida en un gran parque temático de atracciones para el mundo, Cuba tiene con que para hacerlo, su gente es trabajadora y disciplinada, pero además la adereza su mentalidad caribeña y la necesidad de salir de esta pesadilla que han significado 53 años de luchas, aislamientos y sacrificios.

A Venezuela le vienen también otros tiempos en política internacional, pues su icono aliado en el Caribe miró al norte, con mucha dignidad y decoro, reconociendo que la humanidad vive nuevos tiempos, que la globalización y la competitividad no es paja sino la pura realidad, que los avances de los modelos económicos se miden con indicadores de logros, donde lo social hoy es determinante, donde el propio Raul Castro le ha dicho a su pueblo que “la riqueza hay que producirla para poder repartirla”

Cuba arrancará el 2015 transformándole y marcándole la agenda política a más de un país de América Latina y de Europa, con esta jugada maestra que acaban de realizar ambas naciones, marchará esta perla del caribe por caminos que la llevaran seguramente al sitial que merece y que aspiran sus once millones de ciudadanos; otro tanto le espera a Los Estados Unidos de Norteamérica, ¡.. que así sea…!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s