Venezuela acorralada

Juan Alberto Sánchez García

La situación política que ha venido viviendo el país a la muerte del presidente Hugo Chávez, cambió radicalmente no solo la compostura de la oposición venezolana interna y externa, sino que dentro del propio movimiento chavista se comenzaron a gestar aspiraciones y ambiciones grupales que han venido desintegrando esa unidad monolítica de la que tanto hablaba Chávez y que lógicamente giraba en torno a él.

Ha sido más que evidente las aspiraciones y cálculos que cada grupo en el llamado Gran Polo Patriótico y en el propio PSUV han sacado a relucir, frente a un Nicolás Maduro que poco tiempo dedicó a construir su grupo, porque siempre tuvo múltiples ocupaciones y fue una figura muy cercana al desaparecido Presidente Chávez.

Miuler Rojas en su lecho de enfermo y casi agonizando, alertó sobre esa cueva de alacranes que convivían dentro de toda la estructura política y el andamiaje del gobierno Chavista. Razonamiento y opinión que poco eco tuvo por el momento político que se vivía, en un país inundado de petrodólares e ilusiones, gritando a los cuatro vientos la gran riqueza que se poseía y que llevó al propio presidente Chávez a desafiar a la economía mundial gritándole “que le pusieran el petróleo a cero dólares el barril” y que este país ni siquiera temblaría.

La gobernabilidad que le ha tocado enfrentar al Presidente Nicolás Maduro ha sido sumamente difícil en un gobierno de liderazgos e intereses compartidos, casi que mezclados con una especie de monarquía y nepotismo, donde hay muchos caciques y pocos indios; donde la mayoría de la veces se irrespeta el órgano regular del poder ejecutivo, y donde todos se consideran con el mismo derecho en esta empresa política, con un liderazgo colectivo mal manejado y entendido.

Por otro lado, Venezuela ha venido atravesando un camino sinuoso de muchas dificultades, principalmente por la dramática caída mundial del precio del petróleo, única fuente de divisas del país desde que comenzó su explotación comercial hace ya más de cien años; aunado a la situación política interna, donde paulatinamente el chavismo ha venido perdiendo fuerza política por muchas razones; y su economía en terapia intensiva y entubada desde hace mucho tiempo, con las graves consecuencias que hoy presenta de una brutal escases y una galopante especulación, reflejadas en una inflación que deja los bolsillos limpios del venezolano.

El modelo político impulsado desde Venezuela hacia toda Latinoamérica ha venido desconfigurándose y caminando hacia otras instancias de acomodos; Argentina retoma el sendero neoliberal; en Bolivia el pueblo derrotó las pretensiones de Evo Morales querer continuar en el poder; en Ecuador al Presidente Rafael Correa los números no le favorecieron para seguir reeligiéndose; en Brasil La Presidenta Constitucional es apartada del poder y sometida a juicio; Guyana revive y reanima las disputas territoriales con Venezuela, unido a eso el gobierno del Presidente Nicolás Maduro se debilita con la aplastante derrota sufrida en las elecciones de La Asamblea Nacional; ahora aparece el referéndum revocatorio como instrumento constitucional y político.

Y si a esto se le une la nueva realidad política que La República de Cuba está transitando por un lado en la apertura de relaciones diplomáticas y comerciales con Los Estados Unidos, y por otro lado; las negociaciones económicas que vienen desarrollando con La Unión Europea; terminaran por armar un nuevo panorama geopolítico para América Latina, que pone a Venezuela contra las cuerdas.

Es curioso como ese llamado “eje del mal” que en todos los discursos y arengan, el Presidente Maduro saca a relucir de: Madrid – Washington – Bogotá, son precisamente los Estados con los que Cuba está negociando su nueva sobrevivencia económica, al extremo que Francia y España, les han condonado cuantiosas sumas de dinero a Cuba producto de deudas contraídas por préstamos. Y en el caso de Colombia, todos saben que allí en La Habana, llevan más de tres años las jornadas de dialogo y acuerdos para la paz de Colombia, donde Venezuela ha prestado también acompañamiento y solidaridad.

Justamente hace un mes el Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación de España, estuvo en visita oficial en Cuba, donde tuvo la oportunidad hasta de hablar en La Asamblea Nacional de ese país y ratificarle al pueblo cubano que Fidel y Raúl son españoles de cepa, además de comprometer al gobierno de España en los programas de apoyo y cooperación para la isla.

Otro frente de batalla importante y dificultoso para Venezuela está abierto en La Organización de Estados Americanos, OEA; donde se vislumbre una corriente de opinión favorable a que le sea aplicada a Venezuela La Carta Democrática, lo que sigue mostrando un gris panorama de grandes nubarrones a esta Venezuela acorralada.

JASGJUNIO2016

Blog. Humogria.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s