Don Francisco Vega

Jaureguino ejemplar

Don Francisco Vega

Juan Alberto Sánchez García

Viejo campesino Jaureguino, nacido en la aldea Boniquea del municipio Jauregui, en La Grita estado Táchira, y quien ya no está con nosotros; fue un agricultor muy querido por su comunidad, padre ejemplar y un conversador ameno, entusiasta colaborador y promotor de todo lo que para ellos significaba progreso y bienestar.

Transitó por la vida como un noble agricultor y ciudadano en el caserío de Boniquea (1650 msnm) de este Valle de Los Humogrías, atesoró la fortuna inmaterial pero humana de levantarse todos los días con el firme propósito de cuidar sus matas que días o meses después estarían alimentando a la gente del pueblo, sus manos callosas y peil de campesino labriego y humilde asi lo delataban, levantaba y acostaba el sol como, con la esperanza de una vida mejor.

Boniquea, es una aldea laboriosa y productora de hortalizas, con terrenos inclinados y quebrados a los que esos campesinos tuvieron que domar cuan fiera salvaje, para hacerlos producir alimentos; ubicada detrás de Alto Duque, mirando hacia El Valle de San Agustín y San Bartolomé de El Cobre, donde el viento y el chubasco en épocas del año juegan con el paisaje de la montaña.

En el año 1982 – 1983 trabajando para Corpoandes Táchira, y ahí en ese caserío, se construyó un sistema de riego por aspersión, siendo Don Francisco Vega, un incondicional colaborador y apoyo para lograr el objetivo de hacer realidad la construcción de la obra, la que vendría luego a solucionarles el grave problema de escasez del agua para poder eficientemente trabajar la tierra y regar los cultivos.

Esa comunidad solo sembraba una vez al año con el ciclo de lluvia, por eso obtenía una sola cosecha tenían un nivel de vida muy precario; fueron pioneros sembrando sisal (fique) y haciendo cabuya que luego vendían; con la llegada de la tecnología del riego por aspersión, logran hasta tres cosechas al año, que combinado con el consecuente y constante trabajar de su gente; campesinos apegados a la tierra creadora de vida como lo es la agricultura, han mejorado sensiblemente su bienestar.

Hoy recordamos a Don Francisco Vega con mucho afecto y cariño, a pesar de los años trascurridos, pero cuyo ejemplo de constancia y honestidad marcó el destino de muchos quienes lo conocieron y dejó huellas indelebles.

©JASG2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s